martes, 4 de diciembre de 2012

Bailando a la orilla del Misisipi


En un rincón de la América sureña, durante la década de los 60 del pasado siglo, la huella y lacra del racismo todavía no había logrado desaparecer. Jackson, la capital de Misisipi, es el lugar donde transcurre la película "Criadas y Señoras" (The Help): el filme revelación del año pasado, que refleja el punto de vista de unas sirvientas afroamericanas bajo la pluma de una joven escritora y periodista blanca. Ésta encuentra la perfecta oportunidad para, a la vez de denunciar un hecho de desigualdad social totalmente repulsivo, dar un empujón a una incipiente carrera como novelista.

criadas y señoras the help
Criadas y Señoras (The Help). Año 2011 - Director: Tate Taylor

“Criadas y señoras” es una película que baila entre el drama y en momentos precisos la comedia más familiar. Hábilmente sabe sonsacar lágrimas y también unas cuantas carcajadas. El director Tate Taylor sabe cómo hacer que al espectador se le hiele el corazón en las escenas más sobrecogedoras hasta hacerse según que reflexiones que en un producto “mainstream” hollywoodiense son impensables. Por ejemplo, ¿cómo en una de las sociedades más modernas y avanzadas del mundo se llegó a permitir un trato tan denigrante hacia estas personas?

Las historias entrelazadas de todos los personajes van acompañados por una banda sonora simplemente perfecta, con temas para todos los paladares pero que no se alejan entre sí, una combinación perfecta para acentuar el fuerte contenido dramático de la obra. Así pues encontramos temas de lo más pop-soul con Mary J.Blige y su “The Living Proof” hasta temas más country que nos trasladan a la América de los 60’ con el “Jackson” de Johnny Cash y June Carter. La energía de las voces negras nos llega de la mano de artistas célebres y mitos de la música sureña como Ray Charles, que nos regala ese rítmico y alegre “Hallelujah I love her so”.



Mavis Staples se encarga de añadir el sonido más góspel y jovial a la película con “Don’t Knock". Sin olvidar el famoso rock&roll dance de Chubby Checker con su “Let’s twist again” que comparte largometraje con el “Don’t think twice, it’s alright” de Bob DylanSin lugar a dudas, se tratan de un conjunto de poderosas canciones visuales que retumbaran en nuestras cabezas siempre que nos vuelvan a hablar de las injusticias vividas por los ciudadanos negros de los Estados Unidos.


2 comentarios:

  1. Mònica Ruiz7:39 p. m.

    Impressionant pel·lícula, dins de la crueltat i el racisme, aquesta història té moments còmics boníssims! i el toc amb Johnny Cash, perfecte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, potser per això ens agrada tant, perquè és la barreja perfecte entre el drama i la comèdia. Gràcies per llegir-nos!

      Eliminar